Aprendizaje basado en Proyectos – ABP para familias

¿Recuerdas alguno de los temas de historia o de alguna otra asignatura que aprendiste de memoria en la escuela cuando eras pequeño/a? ¿Podrías volver a repetirlo en tu mente ahora mismo? ¿Cuántos de tus aprendizajes de aquellos tiempos se te quedaron por el camino?

La mayoría de nosotros venimos de la escuela tradicional que hoy en día aún tiene una gran presencia en el sistema educativo.

En ella, el aprendizaje memorístico tiene un gran peso: se almacena información utilizando la repetición para facilitar el recuerdo, aprendiendo hechos o datos literalmente sin necesidad de comprenderlos.

Aunque es bastante útil para muchos casos, este aprendizaje es totalmente diferente al aprendizaje significativo en el que se dota de significado al conocimiento que te encuentras comprendiendo lo que tienes delante.

La repetición en sí no implica que se capte el sentido completo de lo que se quiere aprender. Hay que traducirlo a nuestro propio lenguaje, conectar la nueva información con los conocimientos previos y acompañarlo todo de emoción.

¿Y cómo se consigue esto? Bueno, pues una buena manera es trabajar por proyectos.

“El Aprendizaje por Proyectos es un modelo de aprendizaje en el que los estudiantes toman decisiones, implementan y evalúan proyectos que tienen aplicación en el mundo real, más allá del aula de clase” (Blank, Dickinson, Harwell).

 

Formación en ABP – Aprendizaje basado en proyectos

Los días 17 de diciembre y 14 de enero las familias de Escuela Ideo pudimos asistir una formación específica sobre Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) dinamizada por el profesorado de Escuela Ideo que forma parte del equipo de proyectos, organizada por el departamento de Formación de Escuela Ideo y el Grupo de Formación de la Cooperativa.

Al llegar a la formación nos mirábamos furtivamente, expectantes, tratándonos de imaginar lo que nos tendrían preparado. El profesorado de Ideo se movía rápidamente de mesa en mesa organizando material. Se respiraban nervios y ganas en el ambiente. Nos recibieron en la puerta y nos invitaron a entrar y colocarnos en grupos en las mesas, divididos en etapas (infantil, primaria, secundaria y bachillerato). El desconcierto inicial fue genial. Acabábamos de entrar y ya estábamos entregados, nos encontrábamos aplicando el ABP desde el minuto cero.

Vivimos dos horas intensas donde consiguieron de una manera dinámica y divertida que comprendiéramos en qué consiste, qué hacen y cómo podemos colaborar las familias en todo esto del ABP. Hubo tiempo para pensar individualmente, compartir en grupos base y en grupo grande, formular preguntas y encontrar respuestas, conocer ejemplos reales de lo que se está haciendo en Escuela Ideo y experimentar en primera persona del plural alguna de las técnicas.

Acabamos entusiasmados, conscientes del gran trabajo que supone preparar y llevar a cabo proyectos y convencidos de que lo que se aprende así sirve para la vida…

Compartimos algunas nociones básicas:

  • El trabajo por proyectos tiene un gran peso en Escuela Ideo y el desarrollo en todas las etapas es, en rasgos generales el mismo, pero adaptándose a cada nivel y a cada contenido a tratar; adaptándose también a la necesidad del aula en cada momento. Es un proyecto vivo, cambiante, que se adapta a cada persona, cada clase y cada momento.
  • Se asignan roles para crear interdependencia, organizar el grupo y las tareas, reducir la pasividad o dominancia y aprender técnicas grupales.
  • Hay unos objetivos claros de aprendizaje en el que el alumnado es protagonista activo del proceso, participa en la construcción de su propio conocimiento y es responsable de todos los elementos del proceso. Al finalizar el proyecto evalúa el grado de consecución de objetivos facilitando la reflexión.
  • Se empieza por algo sorprendente que les engancha favoreciendo la motivación para dar paso al inicio del proyecto estableciendo unos objetivos y organizando el trabajo. En el desarrollo se llevan a cabo actividades de todas las materias y en el final del proyecto se llega a una conclusión, un repaso y un producto final que se expone y comparte.
  • Se consiguen beneficios:
  • Establecer conexión creando lazos entre la escuela y la realidad y entre las diferentes áreas de conocimiento.
  • Favorecer relaciones al colaborar para construir conocimiento o entrenar competencias, desarrollando habilidades sociales y de comunicación.
  • Fomentar el desarrollo personal aumentando la motivación y las fortalezas individuales de aprendizaje.
  • Los objetivos de aprendizaje que se persiguen son:
  • Entrenar habilidades.
  • Aprender actitudes.
  • Interiorizar valores.
  • Comprender contenidos.
  • Adquirir competencias.

 

¿Quieres saber más o tienes alguna duda? A vuestra disposición queda el departamento de proyectos y los responsables de cada etapa. Muchas gracias por esta formación y por vuestra labor.

 “Yo no enseño a mi alumnado, solo le proporciono las condiciones en las que pueda aprender” (Albert Einstein).